domingo, 11 de diciembre de 2016

Emil Strainu: General de Rumania confirma la existencia de reptilianos.


El general Emil “Strainu” en muy invitado a los acontecimientos esotéricos más reconocidos del mundo y escribió decenas de libros difundiendo el verdadero conocimiento. 

Él habla de extraterrestres, “intraterrestres”, y cientos de temas interesantes.

Él afirma que existen los “extraterrestres reptilianos”, que ellos tienen enormes bases subterráneas/ciudades, pero nada más. Siempre él concluye: "No voy a ir más lejos en este tema!"

Sin embargo, después de leer los libros de “Aryan Hava "Inuaki”, el reptil dentro de mí" (1 y 2), el general “Strainu” la ha contactado porque tenía una historia alucinante que contar y ella estaba a punto de publicar su tercer libro sobre este tema: "Anunnaki vs. Anunnaki" (o "An. unnak.ki versus An. unnak.ki"). Esta es la forma en que terminó de escribir el prólogo del libro.


En la introducción se habla de un buen amigo suyo que había visto a dos seres reptiles muy temprano en la mañana (5:00 AM) en las montañas “Retezat”.

Por lo tanto, su amigo es una figura militar también, un oficial de alto rango que se especializó en la guerra de comando, que pidió que su identidad permanezca sin revelar. 

Él sirvió en Irak, Afganistán, África y América del Sur. Actualmente está en otro teatro de guerra en el Medio Oriente. El General “Strainu” también mencionó que su amigo no es un fan de la ciencia ficción o de la ufología. El General “Strainu” declaró que confía en su amigo por encima de cualquier duda.

El oficial de alto rango, llamémosle Coronel X, conducía de regreso de un corto viaje de campamento, que tomó solo en las montañas. Él estaba cerca de Bucarest (la capital de Rumania) cuando su auto señalizaba que estaba con poca gasolina, por lo que se detuvo en una pequeña estación de servicio rural.

Era las 5:00-5:10 AM, así que no había nadie alrededor. El Coronel X notó un “Hummer” caqui con ventanas negras estacionado fuera de la estación de gasolina con el motor encendido, pero nadie a su alrededor.



Después de llenar su tanque, él pago y se dirigió a su camioneta. Pero entonces se dio cuenta de que se abrió la puerta del conductor del “Hummer” y dentro de él, vio un ser reptil. El reptil no tenía ropa, pero estaba con botas militares; él/ella estaba completamente cubierto de escamas verdes (al igual que un cocodrilo) y tenía una cresta de tipo lagarto en la cabeza.

El reptil vio al Coronel X, entonces se bajó del vehículo sin impedimentos, sin dejar de mirarlo. Dirigió algunos sonidos agudos a alguien desde el interior del vehículo, esta vez mirando irritado, luego regresó al volante.

El Coronel X calculo que el reptil era de 2,00m (78,7 pulgadas) de alto, con ojos amarillos y ranuras tipo gato.



El coronel miró a su alrededor para ver si alguien más había presenciado el evento. Entonces se dio cuenta de la cámara de vídeo de la estación de servicio. El vendedor le dijo que la cámara era "sólo para la decoración" y no tenía ningún uso práctico. Pensando que se trataba de un engaño muy bien jugado, subió de nuevo en el auto y continuó su viaje.

Después de varios kilómetros él aún estaba muy incómodo por el acontecimiento, cuando de repente vio el mismo “Hummer” con las puertas abiertas. Sin embargo, fuera de la carretera, se dio cuenta de reptiles de color verde oscuro que parecían estar discutiendo.

El segundo reptil era 15-20 cm (5,9 - 7,9 pulgadas) más alto que el primero. No llevaba ropa o botas. Tenía los pies de tipo lagarto y a diferencia de la primera, tenía una cola.

En la pista, los camiones estaban pasando en ambas direcciones y los conductores estaban apuntando a las criaturas, pero nadie paro. Entonces, el coronel X cogió su teléfono móvil y tomó varias fotografías de los reptiles que estaban totalmente descuidados de este evento.

Después de 3-5 minutos, los dos reptiles regresaron al vehículo y condujeron de vuelta en la dirección que inicialmente vinieron, con alta velocidad. El coronel volvió a mirar las fotos de su teléfono móvil y volvió rápidamente a Bucarest para contactar al general “Strainu” y juntos decidir qué hacer con las sorprendentes imágenes.

De vuelta en Bucarest, el teléfono mostraba claramente 11 fotos, pero todos ellos estaban completamente en color verde. El general “Strainu”, se dirigieron a una empresa de servicios de telefonía, pero no pudieron ayudarles. Era como si el coronel hubiera fotografiado una luz verde brillante.

El General Emil “Strainu” dijo:

"Sólo una cosa es segura: Vivimos en un mundo que sólo nosotros pensamos que conocemos, teniendo una falsa impresión de que nosotros somos sus amos. De hecho, sólo somos subarrendatarios en tránsito, en un planeta que nunca nos perteneció y no teniendo idea de cuál es realmente nuestro propósito ... "

Creo que es muy interesante y nos hacemos preguntas que podrían ser resueltas ¿Tú que piensas?

10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Todo existe ,lo que tu te imaginas existe y lo que todavia no te imaginas existe en grado infinito,mas no son superiores, todo es relativo en cada ser pensante de la luz o de las tinieblas....

    ResponderEliminar
  3. Esa historia ya me la se q existen desde hace mucho tiempo en la tierra

    ResponderEliminar
  4. Tengo ojos de reptilianos, hay gente que cree que soy un híbrido humano, realmente no lose, pero si es evidente que no soy totalmente humano.

    ResponderEliminar
  5. Fasabi, trujillano boludo, dejá de plagiar.

    ResponderEliminar
  6. Es una interesante historia, no sabemos si es real o no, pero si hay antecedentes históricos y leyendas de la existencia de estos seres.

    ResponderEliminar

Entrada destacada

Antiguos gigantes de 10 metros y la galería subterránea de Hiperbórea- Rumania.

Leyendas de gigantes que viven en paz y en completa armonía con la naturaleza han tocado nuestros oídos desde la más temprana de las ed...

Translate:

Lo mas nuevo:

Gracias por tu visita:

Entradas: